Virasoro 5606 - Tel/Fax (0341) 432-5261 - airelibre@airelibre.org.ar - CP (2000) Rosario, Argentina

La biblioteca en homenaje al poeta de los muros

"UN LIBRO SIEMPRE HABLA CON VOZ DEL LIRIO.
DOLOR.
AMOR.
HOMBRE PENA.
SANGRE Y ARENA".

"JUGAR CON POETA
TRAE YETA"

"EXPERTOS
CONSÚLTENOS
ANTES DE ENGAÑARNOS"

Fue un hombre que se animó a elegir, que se animó a ser su propia elección. Las tizas y las ceritas de colores fueron sus armas, las palabras sus balas.
Eligió ser una nueva persona a los 50 años, eligió las calles, las paredes y dejó atrás una vida y un nombre, Higinio Maltaneres, que prefirió olvidar, nadie sabe bien por qué.
Vagaba, de un lado a otro,comiendo de la solidaridad libre como un pájaro, como un “cachilo”, nombre que decidió adoptar, diciendo “Nombre de pájaro. Somos cantores, somos poetas, Cachilo, por los pajaritos chiquitos que hay acá. ¿Viste? Tienen barbita”

Siempre tenía tizas y ceritas en sus manos. Escribía, pintaba y dibujaba en las paredes sobre cosas muy diversas. Los graffitis del poeta eran inconfundibles, originales y sorprendentes, una mezcla de denuncia, humor, sabiduría, ironía y tragedia.

Doce años vivió a la intemperie. Las ceritas y las tizas se gastaban y se cambiaban día a día, hasta que el 4 de octubre de 1991 pintaron sus últimas palabras en los macetones de calle Sarmiento al 400: “Cadáver resto, perdone si molesto”.

Aún así, paredes de nuestra ciudad siguen gritando Cachilo vive!!!

 

Centro de Educación, Comunicación y Biblioteca Popular. Rosario 2009